SEIS MICRÓFONOS Y UN DESTINO: vaya valla la de Melilla.

SEIS MICRÓFONOS Y UN DESTINO: vaya valla la de Melilla.

 

MELILA 2

Este es un programa con “mochila” y con ese término me refiero a que, como horas después de haber sido grabado, se conoció la noticia de la imputación de ocho guardias civiles, por la comisión de varios supuestos ilícitos, en su actuación para hacer bajar a un inmigrante de la valla, que hace de frontera en Melilla y devolverle a Marruecos, hemos querido “insertar” a su inicio, una grabación separada del programa original, donde hablamos específicamente sobre este último asunto.

Y casi que me alegro por ello, porque si la información recibida a través de los diferentes comentarios realizados en el “cuerpo principal del programa”, nos permite un análisis objetivo de la situación en la frontera de Melilla, esta nueva grabación aclara más las cosas.

Para terminar este preludio al programa de hoy, sólo quiero resaltar un par de detalles en los que no había pensado y de los que se trata tanto en estos primeros minutos, como en el resto del programa.

La actuación de los miembros de la Benemérita en la valla de Melilla, no difiere en nada de la de ésta y otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en manifestaciones en las cuales se producen disturbios.

Incluso podríamos decir que los guardias civiles, la gran mayoría de los cuales cumplen con su deber en esta frontera, sin que su tarea les resulte grata, pues seguramente entienden bien que se encuentran ante un drama social cuya solución no depende de ellos, tienen más contemplaciones con los inmigrantes, que las que se observan en esas convocatorias, donde los manifestantes son nacionales. Y si no, recordemos las algaradas que se produjeron en aquellos “rodeemos el congreso” y la consiguiente actuación policial. ¿Qué hubiera dicho la “opinión pública”, si la Policía no hubiera impedido que los manifestantes saltasen las vallas que protegían nuestra Cámara Baja?

Y he quedado enterado, de que un inmigrante que supere la valla y deba ser atendido desde un punto de vista sanitario, por haber sufrido algún tipo de daño, “gana” automáticamente su derecho a quedarse en territorio español, al ser trasladado a un centro sanitario. ¿Cabe por tanto pensar, que en algún caso se simule este daño? ¿Vienen ya aleccionados por las muchas veces mencionadas mafias.

Y ahora…, recomencemos.

Difícil misión la de los guardias civiles en Melilla…, y por supuesto, en Ceuta.

Y es que están sometidos constantemente a tal escrutinio social, que realizar su trabajo de impermeabilización de la frontera, seguro resulta extremadamente agobiante.

Además, posiblemente las “armas” de las que disponen, no sean las más apropiadas para llevar a cabo su tarea.

Y no me refiero sólo al equipamiento policial, si no a esas otras “armas” que son la organización, los procedimientos y la legislación.

De cuál es la situación, hemos hablado con Fernando Ramírez Trejo, presidente de APROGC, Guillermo Prada, delegado de esa Asociación en Melilla y Paloma Herva, de la emisora Cope en esa ciudad autónoma. Me acompañaron como entrevistadores, dos de los tertulianos habituales: Javier Barroso de EL País y Enrique Figueredo, de La Vanguardia.

Pongo fin a este texto, dejando claro que, por lo hablado cuando no estábamos “antena” y a veces durante la grabación, quienes hemos participado en este espacio de “Seis micrófonos y un destino”, somos conscientes de que es necesario ayudar, a quienes viven en los países que generan el grueso de esa inmigración desorganizada, objeto del programa de hoy. Sabemos que muchos desean llegar a esa tierra de promisión que para ellos representa Europa. Pero puede que esa no sea la mejor solución para sus vidas.

Y todos esperamos que esas ayudas surjan de la colaboración entre todos los países de nuestro: ¿primer mundo?.

Rafa Moro

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>